domingo, mayo 30

Ramón E. Azócar: Mijail Bakunin



EL HOMBRE



Un hombre es según su época. La época hace los valores del hombre trascendentales; pero una época no define el carácter, el sentido particular, la euforia que ese hombre, influenciado y roñado por una época, es realmente. Por tal razón se tiene que recurrir a los escritos vivenciales del hombre a quien se desea conocer, así como a la huella que dejó, perenne o no, en los escarbados senderos del pensamiento humano. Bajo esta intención retratamos a quien en vida fue llamado Mijail Alexandrovitch Bakunin. El padre de Mijail, Alejandro Bakunin, era el tercer hijo de Mijail Vasilievich Bakunin. Fue un hombre sensible y sumamente dado a las cuestiones filosóficas, pero algo retrazado en la vida amorosa. Sería para sus cuarenta primaveras que concretaría ese sentimiento de atractivo ante una dama muy hermosa llamada Várvara Muraviev (de dieciocho años para entonces). La unión de Várvara y Alejandro, fue fructífera en hijos, pero no así en esa comprensión necesaria que alentara, a aquellos capullos, a emplazar un carácter acorde con lo que el espíritu les exigía. Mijail fue el gran afectado de esta situación y por allí, según nos dice E.H. Carr, es posible que encontremos respuesta a lo tumultuoso de su comportamiento y a lo extremista de sus ideas.

Lee capítulo 1

Compra aquí